«La amenaza de EEUU a petroleros es parte de ataques a Venezuela»



EL CONSTITUYENTE Y ANALISTA PETROLERO DAVID PARAVISINI.

Credito: CiudadCCS

10.06.20 – La amenaza del Gobierno de Estados Unidos con sancionar a 50 buques petroleros que facilitan el comercio entre Irán y Venezuela, forma parte de la escalada de ese país contra la nación sudamericana, dijo a Sputnik el integrante de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), David Paravisini.

«Es una parte más de la escalada, la efectividad es relativa, aunque pareciera que está haciendo una presión, el resultado hacia los objetivos a los que está dirigida no se consiguen o no lo han conseguido», expresó el constituyente.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, quiere agregar a su lista negra hasta 50 buques petroleros que cooperan con el presidente Nicolás Maduro, reveló el martes The Wall Street Journal.

Paravisini, miembro de la comisión de Economía y la Subcomisión de Petróleo, Gas, Energía y Agua de la ANC, manifestó que las amenazas de EEUU demuestran una vez más su irrespeto a la «autodeterminación de los pueblos del mundo».

«Esto es lo que ha llamado el mundo entero «la ruptura del mundo del respeto a la autodeterminación de los pueblos» (…) y que no es nada nuevo porque Estados Unidos de una manera flagrante y sostenida se la ha aplicado a Cuba; inclusive en Cuba la escalada fue mayor porque no son decisiones del poder Ejecutivo como son ahora contra Venezuela, que son decisiones de la administración», expuso.

A juicio del legislador, este nuevo intento del Gobierno estadounidense en afectar al país sudamericano, atenta principalmente contra las empresas, pero no afectará las relaciones comerciales de país a país, como es el caso de Irán y Venezuela.

«Estas medidas van a tener corta duración, puesto que como no pueden aplicarlo a países, es una norma que aplica a empresas en lo mercantil, es decir, si tal empresa hace negocios con Venezuela les cierran las cuentas o sancionan», sostuvo Paravisini.

El constituyente añadió que «no aplica de país a país, o porque ya tiene las sanciones o porque es imposible hacerlo, como es el caso de Irán, que no es que se expone a las sanciones sino que es otro país con sanciones».

La semana pasada, EEUU impuso sanciones relacionadas con Venezuela contra cuatro entidades y cuatro buques petroleros que navegan bajo las banderas de Panamá, Bahamas y las Islas Marshall.

En ese sentido, Paravisini recordó que países como China, Rusia e incluso Irán continúan comprado petróleo a Venezuela.

«Las relaciones en materia petrolera con Irán, Rusia, China se han mantenido. Rusia sigue comprando petróleo nuestro, China tiene una empresa que se llama Sinopec (una de las principales compañías de petróleo en la República Popular de China) que está produciendo aquí en la Faja (petrolífera del Orinoco), es decir, hay actividades económicas en proceso, y no solo en el sector petrolero», indicó.
Compra de gasolina

Las amenazas de EEUU contra el comercio petrolero entre Venezuela e Irán se incrementaron luego de que Maduro comprara gasolina a Teherán como parte de los acuerdos energéticos que mantienen ambas naciones, para hacer frente a la escasez de combustible en el país caribeño.

Entre finales de mayo y principios de este mes, arribaron a Venezuela cinco buques cargados con gasolina y aditivos para su producción en las refinerías de la nación sudamericana.

El constituyente aseguró que EEUU ha fracasado en todos sus intentos por invadir a Venezuela y por eso su insistencia en atacar las áreas estratégicas de la economía de ese país.

«Hay un presidente (Nicolás Maduro) de un país muy pequeño que está dando una batalla y deja al descubierto el fracaso de las políticas que aplica Estados Unidos en el mundo para querer imponer sus designios de manera unilateral y abusiva», acotó.

Entre tanto, el Gobierno iraní aseguró que está dispuesto a enviar más cargamento de combustible a Venezuela.

La llegada de la gasolina de Irán, permitió al Gobierno venezolano establecer un nuevo esquema de distribución y precios, el cual quedó establecido en 0,02 dólares la nafta subsidiada y 0,5 dólares el valor internacional.

Venezuela ha acusado a EEUU de impulsar un bloqueo naval, que impide el suministro de aditivos químicos, insumos y repuestos para la producción de combustible en todo el país.

Comentarios de Facebook