Alerta ante la escalada en contra de Venezuela con bases en Washington y Bogotá.El imperio no ahorrará esfuerzos para tratar de frenar la unidad


Presidente Ortega: «El pueblo colombiano puede frenar esta escalada». Hay que retomar el concepto de la unión. Guerra a muerte contra la especulación y el acaparamiento.

Al leer la columna de este domingo del periodista Eleazar Díaz Rangel, publicada en el diario Últimas Noticias, donde se reseña la declaración del almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, quien durante su estadía en Colombia señala que Venezuela es una amenaza para la región; el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, reiteró que el mundo debe estar alerta porque el imperio no ahorrará esfuerzos para tratar de frenar la unidad que se está instaurando entre los pueblos de América.

El mandatario nacional indicó que esta ofensiva no se detendrá, y por ende considera necesario analizar y “tomar conciencia de lo que esto significa. El jefe de las fuerzas militares del imperio mundial vino a Colombia para declarar sobre la amenaza venezolana”.

“Durante los siglos XIX y XX el imperio logró frenar la unidad, pero en esta ocasión es una obligación vencer, el fracaso no es una opción”, dijo el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien se encuentra acompañado por su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, durante la transmisión del programa dominical “Aló Presidente”, en su edición número 302, realizada en Caicara de Maturín, municipio Cedeño del estado Monagas.

Continuando con la lectura del escrito donde Mullen señala también que “el rearme de la zona es culpa de Chávez”, y le reitera el apoyo militar a Colombia, dijo que estas amenazas es por la preocupación que siente el imperio por la apertura de los caminos hacia la igualdad y la justicia social. La Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), es un ejemplo tangible de estas alamedas, puntualizó.

Sobre este tema, el dignatario de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó su esperanza de que el pueblo colombiano frene esta escalada que se viene desatando en contra de la nación venezolana y los pueblos latinoamericanos, y aseguró que “tocar a Venezuela es incendiar a la región, tocar a Venezuela es tocar a América Latina y el Caribe. Nadie se va a quedar quieto”.

El presidente Chávez compartió esta expresión y añadió que tocar a Bolivia, Nicaragua o Cuba, también es tocar a Venezuela. Se trata de retomar el concepto de la unión.

Guerra a muerte contra la especulación y el acaparamiento

Ante una denuncia de acaparamiento para crear un aparente ambiente de desabastecimiento de productos en el mercado, con la finalidad de ocasionar zozobra en la población venezolana e inestabilidad en el país, el Destacamento 77 de la Guardia Nacional, apegado a la norma, envió una comisión integrada por personal de tropa a mando de un oficial para confirmar la información de la escasez del producto en los anaqueles de los mercados.

Una vez verificada la información, inmediatamente la comisión se trasladó a los depósitos de Empresas Polar, donde se encontraba acaparado el producto, para sacarlo de nuevo al mercado, informó el G/B (GN) Francisco Ortega Castillo, jefe del Comando Regional Nº 7.

Por tal acción en pro del bienestar del pueblo venezolano, el presidente Chávez felicitó al comandante del Destacamento 77, Tte. Cnel. (GN) Raúl Alfonso Paredes, e instó a seguir afianzando la “guerra a muerte contra la especulación, el hampa y el contrabando, que nos hacen mucho daño”.

Además pidió un aplauso de reconocimiento para la Fuerza Armada Nacional (FAN), sus componentes y para la Reserva Territorial por las labores que viene realizando conjuntamente con el pueblo venezolano para consolidar la Revolución Bolivariana.

La Fuerza Armada está dando la batalla por dentro contra los enemigos de la Revolución. Una Fuerza Armada revolucionaria, acotó el jefe de Estado, al momento de recordar que en Nicaragua se encontraba instalado el ejército de los yanquis hasta que el ejército guerrillero los desplazó y formó el nuevo ejército popular y sandinista.


Prensa Presidencial/Maryuri Varela
Comentarios de Facebook