Asesinatos históricos


Sarah Romero

Desde el asesinato más famoso del mundo (el de Julio César), pasando por Abraham Lincoln o JFK. Crímenes que jamás olvidaremos.

El asesinato de un presidente, primer ministro, rey u otro líder mundial puede resonar en todo el país; en todo el mundo. A veces, el asesinato de un líder es tan impactante y profundo que desencadena lo que los psicólogos llaman memoria flash, una huella emocional que queda grabada a fuego en los ciudadanos de un país. Muchos recordarán para siempre dónde estaban y qué estaban haciendo en el momento en que escucharon que su líder fue asesinado. Como resultado de experiencias dolorosas a lo largo de la historia, como el caso del presidente John Fitzgerald Kennedy, la mayoría de los gobiernos rodean actualmente a sus líderes con gran protección, que abarca desde un grupo de guardaespaldas personales hasta servicios de seguridad muy específicos, para disuadir a un posible asesino o a un grupo de criminales de llevar a cabo sus acciones con fines mortales. Desafortunadamente, algunos todavía tienen éxito.

¿Los asesinatos cambian la historia? Es una pregunta compleja, dadas las numerosas fuerzas políticas, militares, socioeconómicas y de otro tipo que operan en el mundo. Un estudio de 2007 publicado en American Economic Journal sugería que los asesinatos políticos pueden cambiar el curso de las naciones individuales. El trabajo exponía que el asesinato de los líderes intensifica los conflictos a pequeña escala, pero puede acelerar el final de los en gran escala. Su análisis demuestra un medio violento a través del que las sociedades se democratizan y, de manera más general, ilustra el importante papel de los líderes individuales en la configuración de las instituciones y los conflictos. El análisis sugiere además el papel clave que pueden desempeñar los eventos aleatorios, como por ejemplo si una bala impacta o no alcanza su objetivo, en la conformación de eventos.

Uno de los hallazgos sorprendentes cómo de comunes son los asesinatos. Y es que el número de asesinatos políticos ha aumentado a niveles récord en las últimas décadas. Eso sí, individualmente, los líderes están más seguros que hace un siglo, escribían los autores.

A lo largo de la historia, hemos sido testigos de una gran cantidad de asesinatos históricos, algunos de ellos aún sin resolver, que conmocionaron a la opinión pública y a día de hoy siguen provocando nuestra sorpresa. Hoy damos un paseo por el tiempo para conocer los crímenes históricos partiendo desde el emperador romano Julio César, citado habitualmente como el asesinato más famoso de la historia.

Julio César

Julio César

Comenzamos con el apuñalamiento de Julio César. A pesar de haber vivido hace más de 2.000 años, Julio César sigue siendo uno de los líderes más famosos de la historia con un final brutal. El «dictador a perpetuidad» del Imperio Romano murió en los idus de marzo en el 44 a. C. Los senadores Brutus y Cassius encabezaron una banda de senadores llamados Libertadores y mataron a puñaladas al líder frente al Teatro de Pompeyo, en el Campo de Marte. ¿Su motivo? Temían que César planeara acabar con el Senado y crear una dictadura. Lo curioso es que una vez sacaron a César de la ‘partida’, ellos mismos establecieron un gobierno tiránico. César, tras ser sometido a los primeros golpes, recibió 23 puñaladas que acabaron con su vida.

Abraham Lincoln

Abraham Lincoln

Asesino: John Wilkes Booth

Abraham Lincoln fue el decimosexto presidente de los Estados Unidos y uno de sus hitos fue la Proclamación de Emancipación que liberaba a los esclavos, liderando su país durante uno de los momentos más turbulentos de la historia de Estados Unidos, la Guerra Civil. Fue asesinado por un conocido actor y confederado John Wilkes Booth el 15 de abril de 1865 mientras asistía al teatro. El guardaespaldas de Lincoln abandonó el teatro durante el intermedio para beber con el cochero en el salón de al lado, momento en el que se produjo el asesinato. Lincoln recibió un disparo en la cabeza. Booth saltó al escenario diciendo: «Sic semper tyrannis», o «Así siempre a los tiranos», una famosa frase atribuida a Marco Junio Bruto en el asesinato de Julio César. Tras el exterminio del presidente, Booth huyó y fue asesinado diez días después por el Sargento Boston Corbett el 26 de abril de 1865.

El asesinato de JFK

El asesinato de JFK

El viernes 22 de noviembre de 1963 marca el aniversario del asesinato de John F. Kennedy. Esa muerte sorprendió al mundo y causó una avalancha de dolor público sin precedentes en la historia moderna de los Estados Unidos. Algunos incluso afirman que el asesinato del 35º presidente alteró el curso de la historia y que Estados Unidos no se habría visto envuelto en la guerra de Vietnam si hubiera estado vivo.

John F. Kennedy

John F. Kennedy

Fue el 35º presidente de los Estados Unidos (1961–63), que se enfrentó varias crisis extranjeras, especialmente en Cuba y Berlín, pero logró obtener algunos éxitos como el Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares y la Alianza para el Progreso. Por desgracia, fue asesinado mientras circulaba en el coche presidencial en la Plaza Dealey en Dallas. Fue el hombre más joven elegido para la presidencia de los Estados Unidos. Su administración duró 1.037 días. Murió tras dos disparos: el segundo impactó en la cabeza del presidente, matándolo.

El asesino de JFK

El asesino de JFK

Lee Harvey Oswald fue acusado de la muerte del presidente John F. Kennedy. Según la historia, a las 12:30 pm del 22 de noviembre de 1963, desde una ventana en el sexto piso de un edificio, Oswald, usando un rifle pedido por correo, supuestamente disparó tres tiros que mataron al presidente Kennedy e hirieron al gobernador de Texas John B. Connally en una caravana de coches descapotables en Dealey Plaza. Oswald cogió un autobús y un taxi hasta su habitación, se marchó y, a poca distancia, fue detenido por el patrullero J.D. Tippit, quien creía que Oswald se parecía al sospechoso que estaban describiendo en la radio de la policía como autor del crimen. Oswald mató a Tippit con su revólver. Alrededor de la 1:45 pm, Oswald fue capturado en el teatro de Texas por agentes de policía. El 23 de noviembre fue procesado formalmente por el asesinato del presidente Kennedy. Al día siguiente, mientras era trasladado de una celda a una oficina de interrogatorios, Oswald fue asesinado por el perturbado propietario de un club nocturno de Dallas, Jack Ruby.

Mahatma Gandhi

Mahatma Gandhi

Asesino: Nathuram Godse

¿Cuál fue el motivo? Al parecer Godse estaba enojado por la decisión de la India de dar 420 millones de rupias a Pakistán. Creía que la India se había debilitado cuando Pakistán se independizó y decidió vengarse asesinando a Gandhi. Gandhi, líder político y espiritual de la India murió así el 30 de enero de 1948 en Nueva Delhi, India. Tenía 78 años. Gandhi dirigió la exitosa candidatura de la India a la independencia de Gran Bretaña desde la década de 1920 hasta la década de 1940. En lugar de confiar en una revolución, utilizó la noviolencia para lograr esta hazaña. Pero ese fatídico día, el nacionalista hindú Nathuram Godse, que se oponía al enfoque no violento de Gandhi y percibía el favoritismo hacia los musulmanes, disparó tres veces al líder de la Casa Birla en Nueva Delhi y lo mató. Millones de personas vinieron a honrar al líder en su procesión fúnebre. Gandhi no contaba con seguridad. No la quería.

John Lennon

John Lennon

Asesino: Mark David Chapman

Aunque la mayoría de los asesinatos son políticos, algunos asesinatos parecen tener poca lógica política. John Lennon, uno de los músicos más famosos del mundo y ex miembro de los Beatles, llegaba a su hogar en The Dakota en la ciudad de Nueva York cuando Mark David Chapman le disparó y acabó con su vida el 8 de diciembre de 1980. En su juicio, Chapman inicialmente planeó alegar locura, pero luego cambió su declaración de culpabilidad, diciendo que era la voluntad de Dios.

Martin Luther King

Martin Luther King

Martin Luther King, Jr. fue un activista social que dirigió el movimiento de derechos civiles en los Estados Unidos desde mediados de los años cincuenta hasta su muerte por asesinato en 1968. Su liderazgo fue fundamental para el éxito de este movimiento en el fin de la segregación legal de afroamericanos en el sur y otras partes de los Estados Unidos. Fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1964.

El asesino de Luther King

El asesino de Luther King

Asesino: James Earl Ray


James Earl Ray fue el asesino de Luther King. Ray había sido un ladrón de poca monta, que robaba gasolineras y tiendas y que había estado en prisión, una vez en Illinois y dos veces en Missouri, Se escapó de la Penitenciaría Estatal de Missouri el 23 de abril de 1967; y en Memphis, Tennessee, casi un año después, el 4 de abril de 1968, desde una ventana de una casa de huéspedes vecina, disparó a Luther King, que estaba de pie en el balcón de una habitación de motel. Ray huyó a Toronto, obtuvo un pasaporte canadiense a través de una agencia de viajes, voló a Londres (5 de mayo), luego a Lisboa, donde obtuvo un segundo pasaporte canadiense (16 de mayo); luego regresó a Londres (17 de mayo). El 8 de junio fue detenido por la policía de Londres en el aeropuerto de Heathrow cuando estaba a punto de embarcarse en un avión a Bruselas. El FBI lo señaló como principal sospechoso casi inmediatamente después del asesinato. De regreso en Memphis, Ray se declaró culpable, perdió el juicio y fue sentenciado a 99 años de prisión. Meses después, se retractó de su confesión, sin efecto. En junio de 1977, Ray escapó de la prisión de Brushy Mountain (Tennessee) y permaneció en libertad durante 54 horas antes de ser recapturado en una persecución masiva.

Alexandr Litvinenko

Alexandr Litvinenko

Asesino: Desconocido

El oficial del servicio secreto ruso, un agente del MI6, Alexander Litvinenko, que había desertado de Rusia, cayó enfermo el 1 de noviembre de 2006 misteriosamente. El 3 de noviembre su condición empeoró hasta el punto de que fue hospitalizado. Murió tres semanas después de un síndrome de radiación aguda, causado por la exposición al polonio-210. La teoría más ampliamente aceptada es que Litvinenko fue envenenado con una taza de té mientras se encontraba en su habitación de hotel. Litvinenko murió en Londres el 23 de noviembre de 2006 a los 44 años.

James A. Garfield

James A. Garfield

Asesino: Charles J. Guiteau

James Abram Garfield fue el vigésimo presidente de los Estados Unidos. Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (1863–1881), nueve veces elegido, su presidencia duró solo 200 días antes de ser asesinado por Charles J. Guiteau. Guiteau era un escritor, abogado y predicador que se creía responsable de la victoria de Garfield. Después de pedir dinero prestado para comprar el revólver y acechar al presidente durante varias semanas, Guiteau logró disparar al presidente Garfield dos veces por la espalda mientras caminaba por las estaciones de ferrocarril de Baltimore y Potomac el 2 de julio de 1881. Garfield murió el 19 de septiembre de ese mismo año probablemente debido a condiciones quirúrgicas insalubres que le causaron una infección. Guiteau fue declarado culpable el 25 de enero de 1882 y fue ahorcado el 30 de junio de 1882 en el Distrito de Columbia.

Franz Ferdinand

Franz Ferdinand

Asesino: Gavrilo Princip

El asesino del heredero a la corona del Imperio austrohúngaro, el archiduque Francisco Fernando, y de su esposa, la duquesa de Hohenberg, fue Gavrilo Princip. Su asesinato fue la causa inmediata de la Primera Guerra Mundial. Franz Ferdinand era el hijo mayor del archiduque Charles Louis quien, a su vez, era el hermano del emperador Francisco José I de Austria. La muerte del archiduque Rudolf, en 1889, convirtió a Franz Ferdinand en heredero al trono austro-húngaro después de su padre, quien murió en 1896. En su país, pensó en reformas políticas que hubieran fortalecido la posición de la corona y debilitado la de los magiares contra las otras nacionalidades en Hungría. A partir de 1906, la influencia de Ferdinand en los asuntos militares creció, y en 1913 se convirtió en inspector general del ejército. En junio de 1914, él y su esposa fueron asesinados por el nacionalista serbio Gavrilo Princip en Sarajevo; un mes después, la Primera Guerra Mundial comenzó con la declaración de guerra de Austria contra Serbia. El acto de Princip le dio a Austria-Hungría la excusa que necesitaba para abrir hostilidades contra Serbia precipitando así la Primera Guerra Mundial. En Yugoslavia, el estado eslavo del sur que había previsto, Princip llegó a ser considerado un héroe nacional.

Radiografía del asesino

Radiografía del asesino

Nacido en una familia campesina de serbios de Bosnia, Princip fue entrenado en el terrorismo por la sociedad secreta serbia conocida como la Mano Negra. Al querer destruir el gobierno austro-húngaro en los Balcanes y unir a los pueblos eslavos del sur en una nación federal, creía que el primer paso debía ser el asesinato de un miembro de la familia imperial de los Habsburgo o un alto funcionario del gobierno. Al enterarse de que Franz Ferdinand, como inspector general del ejército imperial, haría una visita oficial a Sarajevo en junio de 1914, Princip, su asociado Nedjelko Čabrinović, y otros cuatro revolucionarios esperaron la procesión del archiduque el 28 de junio. Čabrinović lanzó una bomba que rebotó en el vehículo del archiduque y explotó debajo del siguiente vehículo. Poco tiempo después, mientras conducía a un hospital para visitar a un oficial herido por la bomba, Francis Ferdinand y Sophie fueron asesinados a tiros por Princip, quien dijo que no había apuntado a la duquesa sino al general Oskar Potiorek, gobernador militar de Bosnia. Austria-Hungría responsabilizó a Serbia y declaró la guerra el 28 de julio.
Después de un juicio en Sarajevo, el 28 de octubre de 1914 Princip fue sentenciado a 20 años de prisión, la pena máxima permitida para una persona menor de 20 años el día de su crimen. Es probable que tuviera tuberculosis antes de su encarcelamiento, pues Princip se sometió a una amputación de un brazo debido a la tuberculosis del hueso y murió en un hospital cerca de su prisión.

Robert F. Kennedy

Robert F. Kennedy

Asesino: Sirhan Sirhan

El hermano menor del presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, el senador Robert F. Kennedy recibió un disparo de un hombre palestino, Sirhan Sirhan, el 5 de junio de 1968. Luego de un discurso a sus partidarios después de ganar la primaria presidencial de California, Kennedy decidió tomar una decisión. atajo a través de la cocina cuando salía, a pesar de que sus guardaespaldas le aconsejaron que no lo hiciera. En el pasadizo de la cocina, Sirhan Sirhan aprovechó la oportunidad y le disparó al senador Kennedy tres veces; Kennedy murió un día después. Sirhan fue declarado culpable el 17 de abril de 1969 y fue condenado a muerte en la cámara de gas. Tres años más tarde, y después de muchas apelaciones, su sentencia fue conmutada a cadena perpetua.

Isaac Rabin

Isaac Rabin

Asesino: Yigal Amir

Rabin fue el quinto primer ministro de Israel. Cumplió dos mandatos, 1974-1977 y 1992, hasta su asesinato en 1995 a manos de Yigal Amir, un terrorista israelí que se opuso violentamente a la firma de los Acuerdos de Oslo por parte de Rabin, el marco para una resolución pacífica del conflicto palestino-israelí. Amir aprovechó el final de un mitin en apoyo de los Acuerdos de Oslo. Mientras Rabin caminaba hacia su coche, Amir realizó tres disparos, dos de ellos impactaron en Rabin y el tercero hirió a su guardaespaldas. Rabin murió en la mesa de operaciones menos de una hora después del tiroteo. Yigal Amir fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de Isaac Rabin ya seis años por herir al guardaespaldas del mismo.

Malcom X

Malcom X

Malcolm X fue una de las figuras políticas más estimulantes de los años cincuenta y sesenta. Creció huérfano y pasó un tiempo en prisión, donde se convirtió en miembro de la Nación del Islam. Pronto comenzó a promocionar sus ideas. A diferencia de Martin Luther King, Malcolm X rechazó la no violencia como estrategia y abogó por el separatismo negro, diciendo que los afroamericanos no podían tener éxito en una sociedad racista dominada por los blancos. Pero cuando Malcolm X se enfrentó al liderazgo de la Nación del Islam, se convirtió en un hombre marcado. Tres miembros de Nation of Islam dispararon y mataron al líder el 21 de febrero de 1965, mientras daba un discurso en el Audubon Ballroom en la ciudad de Nueva York. El activista estadounidense murió a los 39 años.

William McKinley

William McKinley

Asesino: Leon Czolgosz

William McKinley fue el vigésimo quinto presidente de los Estados Unidos (1897–1901). Bajo el liderazgo de McKinley, los Estados Unidos iniciaron una guerra contra España en 1898 y, por lo tanto, adquirieron un imperio global, que incluía Puerto Rico, Guam y Filipinas. Aunque McKinley no había entrado en guerra por el engrandecimiento territorial, apoyó la ratificación de los «imperialistas», convencido de que Estados Unidos tenía la obligación de asumir la responsabilidad por «el bienestar de un pueblo extranjero». Tras otro mandato sin oposición, más de 50.000 admiradores asistieron a su discurso de investidura. Al día siguiente, el 6 de septiembre de 1901, mientras McKinley estrechaba la mano a una multitud de simpatizantes, Leon Czolgosz, un anarquista de 28 años, disparó dos tiros al pecho y al abdomen del presidente. Pasó una semana antes de que muriera en las primeras horas de la mañana del 14 de septiembre. Czolgosz ocultó un revólver Iver-Johnson con un pañuelo y se puso a la cola para saludar al presidente. Ese día fue muy caluroso, y muchas personas portaban pañuelos en las manos para quitarse el sudor. Cuando fue su turno de encontrarse con McKinley, Czolgosz levantó su arma y disparó dos veces. Czolgosz fue ejecutado en la silla eléctrica el 29 de octubre de 1901.

Fáisal bin Abdulaziz

Fáisal bin Abdulaziz

Asesino: Faisal bin Musaid

Faisal bin Abdulaziz Al Saud fue rey de Arabia Saudita desde 1965 hasta 1975. El 25 de marzo de 1975, saludó a su sobrino, el príncipe Faisal bin Musaid, quien había regresado recientemente de una visita a los Estados Unidos. Mientras se inclinaba para besar a su sobrino de acuerdo con la costumbre saudí, el Príncipe sacó una pistola y disparó al rey. Fue llevado al hospital y murió poco después. El príncipe Faisal fue capturado directamente después del ataque y finalmente fue condenado a muerte. Fue decapitado en Riad el 18 de junio de 1975.

Indira Gandhi

Indira Gandhi

Asesino: Rajiv Gandhi

Indira Gandhi fue primera ministra de la India durante tres mandatos consecutivos (1966–77) y el cuarta desde 1980 hasta que fue asesinada en 1984. Era hija única de Jawaharlal Nehru, la primera ministra de la India independiente. Tras la muerte de Bahadur Shastri, en enero de 1966, Gandhi, quien había estado trabajando como miembro del Partido del Congreso desde 1955, se convirtió en líder y, por lo tanto también en primer ministro. Gandhi y el Partido del Congreso permanecieron en el poder hasta 1977 (en gran parte a través de la declaración del estado de emergencia en toda la India, encarcelando a sus oponentes políticos, asumiendo poderes de emergencia y aprobando muchas leyes que limitan las libertades personales).
A principios de la década de 1980, Indira Gandhi se enfrentó a amenazas a la integridad política de la India. Varios estados buscaron una mayor independencia del gobierno central, y los separatistas Sikh en el estado de Punjab utilizaron la violencia para afirmar sus demandas de un estado autónomo. En respuesta, Gandhi ordenó un ataque del ejército en junio de 1984 en el santuario más sagrado de los Sikhs, el Harmandir Sahib (Templo Dorado) en Amritsar, que causó la muerte de al menos 450 Sikhs. Cinco meses después, Gandhi fue asesinada en su jardín por una descarga de balas disparadas por dos de sus propios guardaespaldas sikh en venganza por el ataque al Templo Dorado.

Benazir Bhutto

Benazir Bhutto

Asesino: Desconocido
Benazir Bhutto fue una política paquistaní que sirvió dos períodos no consecutivos como primer ministro de Pakistán. Mientras salía de un mitin de campaña el 27 de diciembre de 2007, Bhutto recibió un disparo a través del techo solar de su vehículo a prueba de balas, mientras que una explosión simultánea fue detonada cerca del automóvil y mató a 20 personas (el tirador se inmoló). Fue trasladada de inmediato al hospital, donde murió una hora después. Finalmente se determinó que murió de un traumatismo a consecuencia de la explosión.

Harvey Milk

Harvey Milk

Asesino: Dan White


Harvey Bernard Milk fue la primera persona abiertamente gay en ser elegida para un cargo público en California. Ganó su escaño como supervisor de la ciudad de San Francisco en 1977, y sirvió casi 11 meses antes de que él y el alcalde George Moscone fueran asesinados por Dan White, un supervisor de la ciudad que había renunciado recientemente pero quería recuperar su antiguo cargo. Después de una confrontación, White disparó a Milk y Moscone.

Enrique IV

Enrique IV

Asesino: François Ravaillac


Descendiente del rey Luis IX, Enrique IV fue un «príncipe de sangre» y fue rey de Navarra de 1572 a 1610 y rey de Francia de 1589 a 1610. Conocido con el nombre de «Buen rey Enrique», Enrique IV fue un hombre amable y compasivo; a pesar de esta circunstancia, hubo múltiples intentos de acabar con su vida. Finalmente, Enrique IV fue asesinado en París el 14 de mayo de 1610 por François Ravaillac, quien lo apuñaló en la calle. Ravaillac fue detenido y torturado repetidamente, hasta culminar con su cuerpo separado por cuatro caballos, un castigo reservado para aquellos que cometían regicidio.

Filipo II de Macedonia

Filipo II de Macedonia

Asesino: Pausanias de Orestis

Filipo II fue el rey del reino griego de Macedonia, y el padre del histórico Alejandro Magno. ¿Cómo y cuándo tuvo lugar el crimen? Durante una celebración del matrimonio entre Alejandro I de Epiro y la hija de Filipo, el rey fue asesinado por uno de sus propios guardaespaldas, Pausanias de Orestis. Tras matar a Filipo II de Macedonia, Pausanias intentó escapar, pero fue perseguido por otros tres guardaespaldas del rey, que finalmente lo atraparon y mataron.

Reinhard Heydrich

Reinhard Heydrich

Asesino: Jan Kubiš y Jozef Gabčík
Reinhard Tristan Eugen Heydrich fue un oficial nazi de alto rango y uno de los principales arquitectos detrás del holocausto. Adolf Hitler, una de las figuras más oscuras del régimen nazi, se refirió a Heydrich como «El hombre con el corazón de hierro». Jan Kubis y Jozef Gabcik organizaron un ataque coordinado contra Heydrich el 27 de mayo de 1942, donde fue herido de muerte por un explosivo.

Alejandro II de Rusia

Alejandro II de Rusia

Asesino: Ignacy Hryniewiecki
El zar Alejandro II de Rusia es conocido por ser el responsable de abolir la servidumbre en 1861, de ahí que lo llamaran Alejandro el Libertador. Mientras se dirigía a su cita habitual del domingo, el carruaje del zar fue atacado por una bomba lanzada por Narodnaya Volya, miembro de una organización terrorista de izquierda rusa conocida como The People’s Will. El emperador, ileso por la explosión, abandonó su carruaje pero, al salir, otra bomba cayó a sus pies, que fue lanzada por Ignacy Hryniewiecki, otro miembro de People’s Will. Y esta vez no sobrevivió.

#Historia #Personajes famosos

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Comentarios de Facebook