Científicos de Suecia acusan a su Gobierno de fracaso después que el país supere las 1.000 muertes por covid-19


El país nórdico se abstuvo de decretar medidas drásticas de distanciamiento social y registra actualmente más de 11.000 casos del nuevo coronavirus.

Terraza de un bar en Estocolmo, Suecia, 8 de abril de 2020.Andres Kudacki / AP

De todos los países escandinavos, Suecia es el que registra más casos y más decesos a causa del covid-19. De acuerdo con los últimos datos de la Agencia de Salud Pública sueca, en el territorio del país se han producido 11.927 contagios y 1.203 personas han muerto, mientras que 954 han tenido que pasar por unidades de cuidados intensivos.

Las autoridades suecas optaron por intentar no alterar la vida cotidiana de sus ciudadanos. Si bien alentaron a trabajar desde casa siempre y cuando fuera posible y los estudios universitarios empezaron a ser impartidos a distancia, las escuelas primarias y secundarias permanecen abiertas, al igual que bares, restaurantes, gimnasios o peluquerías.

Asimismo, se suspendieron las visitas en las residencias de ancianos, se emitieron recomendaciones para que los mayores de 70 años y aquellos que se sientan mal permanezcan en sus casas, al tiempo que se prohibieron las reuniones de más de 50 personas, pero esta estrategia, defendida arduamente por la autoridad sanitaria, ha afrontado críticas de los propios trabajadores de salud del país.


Esta semana, 22 investigadores han criticado públicamente la estrategia gubernamental para hacer frente al nuevo coronavirus y han exigido cambios. En un artículo publicado este martes en el diario Dagens Nyheter, el grupo, compuesto por científicos de las principales universidades suecas e institutos de investigación, cargaron contra la Agencia de Salud Pública, afirmando que los dirigentes políticos deben intervenir en la situación con «medidas rápidas y radicales».

Los investigadores se hicieron eco de Finlandia, donde hay solo 64 fallecidos por covid-19, y señalaron que la tasa de mortalidad en Suecia es mucho más alta que en los países vecinos que implementaron medidas estrictas para frenar la propagación del coronavirus.

Así, el artículo afirma que entre el 7 y el 9 de abril en Suecia «murieron 10,2 personas al día por cada millón de habitantes» a causa del covid-19. La cifra supera la de Italia, donde fueron 9,7, mientras que Dinamarca, Noruega y Finlandia se registraron 2,9, 2,0 y 0,9 muertes por millón de habitantes, respectivamente.

La Agencia de Salud Pública no tardó en reaccionar a la publicación. El epidemiólogo jefe, Anders Tegnell, defendió su estrategia en una rueda de prensa y declaró que los datos de mortalidad utilizados en el artículo no son correctos y contienen «una serie de errores fundamentales«, reporta SVT.

Tegnell también hizo hincapié en las diferencias en los registros de fallecidos por covid-19 de los distintos países, indicando que en algunas naciones, como Italia, solo registran las muertes que se produjeron en hospitales, algo que dificulta comparar las cifras reales de diferentes Estados.

Comentarios de Facebook