Listo en Venezuela plan operativo para recibir a liberados por las FARC


TeleSUR _ 22/12/07 – El presidente venezolano señaló que es »una operación delicada porque hay en Colombia grupos, algunos cercanos al Gobierno o del propio Gobierno que estoy seguro que pudieran, estoy seguro que van a tratar de evitar la liberación exitosa».

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tiene lista una operación muy delicada para recibir a tres rehenes que serán liberados en cualquier momento por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según reveló a la prensa en Cuba luego de participar en la clausura de la IV Cumbre de Petrocaribe.

«Ya tengo elaborada alguna fórmula para recibirlos», indicó Chávez en declaraciones a periodistas en la madrugada de este sábado, en momentos en que crece la expectación por la inminente liberación de la ex candidata a vicepresidenta Clara Rojas, de su hijo Emmanuel y de la ex congresista Consuelo González de Perdomo.

El presidente venezolano señaló que es «una operación delicada porque hay en Colombia grupos, algunos cercanos al Gobierno o del propio Gobierno que estoy seguro que pudieran, estoy seguro que van a tratar de evitar la liberación exitosa».

Chávez manifestó su confianza en que todo saldrá bien y dijo que «lo lograremos con mucha fe» y «luego seguiremos tratando de liberar al resto y de avanzar hacia un proceso de paz».

Chávez sostuvo que «hay muchas presiones en Colombia en contra del acuerdo humanitario», pero acotó que «seguiremos insistiendo, porque creemos en la paz necesaria. Amamos a Colombia», añadió el mandatario.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, puso fin el pasado 21 de noviembre a la labor mediadora para el canje humanitario que desde mediados de agosto pasado desarrollaba Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba.

Las FARC anunciaron el pasado 18 de diciembre en una nota divulgada por internet que dispuso la liberación de los tres retenidos.

Córdoba: Estamos a la orden de Chávez

A su llegada a Caracas este sábado, Córdoba declaró a la corresponsal de TeleSUR, Madelein García que «yo hago lo que el presidente Chávez diga, haga y cuando sea el momento necesario que él considere pertinente allí estaré».

«Pero de lo contrario, en absoluto, ni haré contacto. Las FARC saben que conmigo no pueden hacer nada por la persecución tan fuerte que tengo en el país», enfatizó.

«Simplemente esperaré que el presidente haga la seña, y estaré donde el presidente Chávez diga que deba estar», insistió la senadora.

Córdoba reiteró su denuncia de que «hay una orden de funcionarios del Gobierno colombiano de asesinarme y hacerlo aquí en Caracas, son implicaciones graves y delicadas (…) se ha utilizado para esconder los escándalos más graves que hay en el país».

Asimismo, no descartó que la actuación del gobierno colombiano, que no ha interrumpido sus operativos militares para facilitar la entrega, pueda frustrar la liberación o, al menos, posponerla.

«Hay una cosa que juega muy en contra y es que hay muchos operativos en Colombia, no los van a suspender, y eso puede dar lugar a que de pronto se pueda aplazar hasta tanto haya condiciones que no vayan en contra de la integridad y seguridad de los rehenes», expresó.

Expectativa en Colombia

Los colombianos se encuentran a la expectativa ante la inminente liberación por parte de las FARC de quienes serían los primeros retenidos puestos en libertad por la guerrilla en la búsqueda de un canje humanitario.

Diversas personalidades se han pronunciado en torno a la necesidad de que el Gobierno de Uribe devuelva al presidente Chávez la labor de mediación que venía desempeñando.

La ONG Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros (Asfamipaz), hizo un pedido en ese sentido este sábado.

Marleny Orjuela, presidenta de Asfamipaz, dijo que «lo que Uribe debiera hacer es dar un paso de reconciliación con Chávez».

Recordó que fueron las gestiones de tres meses realizadas por Chávez y Córdoba que facilitaron el envío de las pruebas de vida de 16 de los rehenes que las autoridades colombianas decomisaron a finales del mes pasado en Bogotá.

Las mismas gestiones también llevaron a la decisión de las FARC de poner en libertad a tres de los secuestrados, añadió Marleny Orjuela. «El presidente Chávez nos puede ayudar a conseguir el acuerdo humanitario», afirmó.

Los ex presidentes colombianos Belisario Betancur (1982-1986), César Gaviria (1990-1994) y Ernesto Samper (1994-1998), por su parte, instaron esta semana a las FARC «a reconsiderar positivamente» la propuesta de una «zona de encuentro» que derive en un acuerdo humanitario.

Comentarios de Facebook