Coordinadora Simón Bolívar: Entrevista con Juan Contreras


Entrevista a Juan Contreras.

¿Cuál es el aporte y participación de la Coordinadora Simón Bolívar en la Revolución Bolivariana?

La Coordinadora Simón Bolívar es una organización sociopolítica que ha existido durante 26 años y en estos 26 años ha trabajado en la construcción del Poder Local. ¿Cuál es nuestra contribución al proceso bolivariano en los 20 años de revolución?

  • La construcción del Poder Popular, que en nuestra opinión es de abajo hacia arriba. No proviene de las élites o de los líderes que se autonomos o se revolucionan. La revolución, quiero repetirla, se construye de abajo hacia arriba y es un aprendizaje que hemos llevado a cabo durante los últimos 26 años. Esta es la contribución, una de muchas, que Coordinadora puede dar y dar. Cómo decir … es necesario crear conciencia, educación y capacitación desde abajo. ¿Por qué? Te digo ¿Quién construye el proceso? Las revoluciones hacen a las personas, no a los hombres individuales, por brillantes que sean. La gente hace la revolución con sus propias manos: campesinos, trabajadores, estudiantes, indígenas, personas de los sectores populares, barrios marginales. Uno de los elementos de la contribución de la Coordinadora es definitivamente la educación. Educación, podríamos decir, como un hecho revolucionario y transformador. Educación que produce conciencia.
  • ¿Qué otro elemento añadimos exactamente a la educación en estos 26 años? Hay una línea cruzada que atraviesa todo nuestro trabajo. Una línea que va del deporte a la cultura, la política, las reclamaciones, hasta las áreas más diversas con las que tratamos. Esta línea transversal es precisamente el tema de la formación, de la orientación. No digamos que la gente tiene que ir a la universidad. Nuestras comunidades van a la universidad, nuestros jóvenes ya están siendo entrenados en universidades pero, lo que es más importante, estamos hablando de crear conciencia, para dejar en claro que hoy la lucha que lideran las personas es una lucha de clases. Debemos dejar en claro que vamos en la dirección de una corriente precisa de la historia. ¿Cuál es esta corriente histórica, que destacó el comandante Chávez? y que destaca el complejo de revolucionarios del pueblo venezolano? Es la corriente que comienza con el cacique de Guaicaipuro en la lucha para expulsar al invasor, una lucha reanudada por Josè Leonardo Chirinos tratando de reconstruir la República y abolir la esclavitud. Es la corriente que en el siglo XIX se materializó en Miranda, Bolívar y Sucre. Con el proceso de independencia de 1854, Tierra y Hombres Libres. Ezequiel Zamora lo dice claramente y, más recientemente, en nuestra historia contemporánea, ha estado representado desde el 23 de enero de 1958 con la caída de la dictadura de Marcos Jiménez; luego tuvimos el 27 y 28 de febrero de 1989, cuando entre 3000 y 5000 personas, ciudadanos, sacrificaron sus vidas para rechazar las recetas del fondo monetario internacional; y, nuevamente, ocurre el 4 de febrero de 1992 y el 27 de noviembre de 1992, dos insurrecciones cívico-militares, que alcanzarán su punto máximo el 6 de diciembre de 1998, cuando el comandante Hugo Chávez, cuando la gente, quienes son los que deciden, no votaron por Copei o por Adec, mucho menos por los socialdemócratas o por Los cristianos sociales. La gente votó por Hugo Chávez. Este es el camino que hemos elegido y aquí, en esta precisa corriente histórica, nuestra contribución encuentra su lugar. Formación, educación, participación. Tenga en cuenta que la participación no está ordenada o decretada, la construimos desde abajo. Nuestra contribución radica en esta tendencia histórica precisa. Formación, educación, participación. Tenga en cuenta que la participación no está ordenada o decretada, la construimos desde abajo. Nuestra contribución radica en esta tendencia histórica precisa. Formación, educación, participación. Tenga en cuenta que la participación no está ordenada o decretada, la construimos desde abajo.

¿Cómo puede la revolución bolivariana enfrentar la amenaza imperialista?

Mire, si hay algo que el imperio y sus lacayos temen, es la fórmula adoptada hasta ahora: la movilización popular. La gente debe movilizarse en todo momento, debe estar en la calle, con sus consignas, con disciplina, entendiendo el momento político. Además, los estadounidenses tienen mucho miedo de la opinión pública interna de su país. Contra la guerra de Vietnam hubo muchas protestas en los Estados Unidos. El tema de los caídos y de la opinión pública interna tiene repercusiones en él yendo en la dirección opuesta a sus deseos. A los Estados Unidos de América le gustaría que la gente apoyara la guerra. Pero el hecho más importante sigue siendo la gente organizada y movilizada, que participa en la defensa y la seguridad de la nación, desde la milicia, desde el campo popular. Hay una concepción completa, una idea, que es también la concepción de las personas en armas. La misma política que adoptó Vietnam, la misma que en Nicaragua el 19 de julio de 1979 cuando tuvo lugar la revolución. La lucha de todo el pueblo es parte de la doctrina bolivariana y en este momento es parte de la nueva doctrina de nuestras fuerzas armadas y debe ser parte de la doctrina de nuestro pueblo, el pueblo en armas. La única forma de derrotar al Imperio estadounidense es con personas organizadas, personas en la calle, personas como parte de esa fuerza importante para enfrentar al invasor. La lucha de todo el pueblo es parte de la doctrina bolivariana y en este momento es parte de la nueva doctrina de nuestras fuerzas armadas y debe ser parte de la doctrina de nuestro pueblo, el pueblo en armas. La única forma de derrotar al Imperio estadounidense es con personas organizadas, personas en la calle, personas como parte de esa fuerza importante para enfrentar al invasor. La lucha de todo el pueblo es parte de la doctrina bolivariana y en este momento es parte de la nueva doctrina de nuestras fuerzas armadas y debe ser parte de la doctrina de nuestro pueblo, el pueblo en armas. La única forma de derrotar al Imperio estadounidense es con personas organizadas, personas en la calle, personas como parte de esa fuerza importante para enfrentar al invasor.

Bolívar demostró que cuando involucró a todos, a los negros, a los indios, a todos en la lucha por la independencia, logró ganar. Luego derrotamos al Imperio español, y sabemos por la historia que el Imperio español, el Imperio otomano y el Imperio romano han caído; ¿Por qué no puede caer el imperio americano? Los estadounidenses nunca se atrevieron a tocar a Cuba después de la revolución y creo que deberían pensarlo cuidadosamente antes de intentar venir aquí, porque este país podría ser la tumba de cualquier marine de los Estados Unidos, de cualquier fuerza militar que se atreva a ingresar a Venezuela.

Hablando de guerras: si hubiera un conflicto, un conflicto global entre los Estados Unidos y Rusia, como grupos venezolanos organizados, ¿qué harías?

Escucha, la solidaridad está arraigada en el pueblo venezolano. Miranda luchó por la independencia de América del Norte y en Francia incluso está presente en el Arco del Triunfo; recordamos a Carlos Aponte, pero hay una gran cantidad de venezolanos que, a lo largo de las décadas, años, a lo largo de nuestra historia como pueblo, han sido protagonistas de otras luchas, han sido internacionalistas. Una de las historias más recientes es la del compañero de la parroquia de La Vega, Ali Gómez García, el compañero «Pinze», quien murió luchando en Nicaragua. También hay otro compañero, José Vicente Ochoa, quien murió en la lucha en El Salvador. A que me refiero Si las circunstancias justifican la lucha contra el imperio norteamericano en otras latitudes, no dudo que nuestro pueblo tomará la decisión correcta. Si tenemos que enfrentarlo en otras latitudes, como sugieres, con los rusos, y en cualquier caso no creo que los rusos necesiten mucho apoyo, en resumen, si la situación lo requiere y tenemos que movilizarnos, creo que nuestra gente no dudaría en hacerlo. Los cubanos lo hicieron en Angola, América Central. Lo han hecho en estos 60 años en América Latina y el Caribe. Creo que los latinoamericanos somos un pueblo, una cuadra, lo que Bolívar llama «América del Sur» y estas personas están dispuestas a luchar por la independencia, la soberanía, por causas justas en todas partes. En última instancia, estoy seguro de que estaremos presentes si es necesario. Lo han hecho en estos 60 años en América Latina y el Caribe. Creo que los latinoamericanos somos un pueblo, una cuadra, lo que Bolívar llama «América del Sur» y estas personas están dispuestas a luchar por la independencia, la soberanía, por causas justas en todas partes. En última instancia, estoy seguro de que estaremos presentes si es necesario. Lo han hecho en estos 60 años en América Latina y el Caribe. Creo que los latinoamericanos somos un pueblo, una cuadra, lo que Bolívar llama «América del Sur» y estas personas están dispuestas a luchar por la independencia, la soberanía, por causas justas en todas partes. En última instancia, estoy seguro de que estaremos presentes si es necesario.

¿En qué podría consistir el apoyo externo de los grupos de solidaridad internacional con la Revolución Bolivariana? Y, desde su punto de vista, ¿cuáles deberían ser las relaciones de los países que apoyan el proceso bolivariano?

 

Bueno, alguien dijo: «La solidaridad es la ternura de nuestra gente». Creo que así como las personas construyen relaciones a través de los gobiernos, se entienden entre sí y hay diplomacia, por lo que también debería haber diplomacia popular.

¿Qué quiero decir con esto? ¿Cuál es la tarea inmediata?

Desde el punto de vista internacional, la tarea apremiante es ganar la batalla de la opinión pública. Explique que en Venezuela no existe una dictadura o un régimen que esté destruyendo el país, sino un proceso interesante: una revolución. Debemos tener ese apoyo externo que le dice al mundo lo que realmente está sucediendo. Como, por ejemplo, las movilizaciones que tuvieron lugar en Europa, África, Asia, América y América Latina, que denuncian la agresión del Imperio; Hay varias formas de hacer esto. Una de ellas es a través de los medios de comunicación, con las declaraciones que el Comité de Solidaridad puede hacer.

 

2- La presencia solidaria frente a nuestras embajadas y ayuda solidaria. Existe un bloqueo financiero, económico y comercial contra Venezuela y la solidaridad también puede manifestarse a través del tema de las drogas, una cuestión que nos está golpeando muy fuerte en este momento, el resultado del bloqueo criminal implementado por el Imperio de América del Norte. Hay una serie de tareas que todos los Comités de Solidaridad que se están creando en América Latina y el Caribe y en el resto del mundo pueden asumir: denunciar lo que realmente está sucediendo hoy en Venezuela. No es una dictadura, aquí no hay dictadura, aquí hay un camino que la gente eligió hace 20 años, lo hicimos en paz, construido a través de un proceso electoral transparente y limpio que cualquiera puede verificar.

 

¿Cómo trata la guerra económica con la comunidad?

 

Es una opinión común que los seres humanos crecen en dificultad. Venezuela es el pueblo de las dificultades. A que me refiero Estamos haciendo contacto justo mientras hablamos. Debe saberse que la carne se vende sin escrúpulos por empresarios lucrativos pro-contrarrevolucionarios en Venezuela a más de 30,000 bolívares. Aquí está teniendo lugar, al mismo tiempo que usted y yo estamos hablando, una venta de carne a 21,000 bolívares … es decir, a mucho menos. Como lo hicimos Tenemos vínculos estrechos con algunas personas que tienen cooperativas o que están directamente vinculadas a los mataderos y esto nos salva del aumento de los precios. Compramos casi el mismo precio por el que los vendemos. Estamos en contacto con personas que se mueven en ese sector para garantizar la carne al precio más barato. De la misma manera lo haremos con otros alimentos; pero también hay áreas de nuestros barrios, aquí en la capital, en particular el 23 de enero, donde se puede sembrar lo que se puede sembrar, cultivos que tienen ciclos cortos, para enfrentar este bloqueo económico. La guerra económica es parte de una combinación táctica de diferentes metodologías de guerra; los estadounidenses lo llaman guerra híbrida, los chinos lo llaman guerra con todo. Esta estrategia consiste en una combinación de métodos tácticos de guerra que van desde los «Cinco pasos de la dictadura a la democracia» de Gene Sharp, a través de la guerra económica que comenzó ocultando nuestra comida, haciéndola escasa y robándola a través de la frontera. Además, la guerra comercial nos impide establecer relaciones con otro país,

 

Desde un punto de vista financiero, el tema del dinero es importante, cómo lo usan y cómo le asignan su valor.

 

En Paraguay, esto es público y conocido; tenían una casa, una quinta (casa de lujo NDT), pero llena de billetes, 100 bolívares. En la frontera con Colombia estamos presenciando un sabotaje. Veamos cómo fijan el precio del dólar a través de Internet y este precio negro es lo que siguen los comerciantes y lo que hace que nuestra economía colapse. A través de la guerra de los medios, hacen realidad todas las mentiras sobre Venezuela … entonces Venezuela sería el estado fallido, el estado del narcotráfico; Se dicen muchas cosas a través de las redes. Utilizan la guerra psicológica: 3.000 soldados israelíes han llegado a Brasil, 5.000 soldados han llegado a Colombia, todos preparados para la guerra. Como dijo nuestro mayor general Pascualino Angiolillo Fernández: Todo esto es parte de una guerra multidimensional que tiene que ver con la guerra híbrida. Guerra que Barack Obama comenzó en 2015, una guerra preventiva, y Trump continúa avanzando presionando para llevarnos a la confrontación.

 

Il motivo di questa aggressione, al di là della nostra ricchezza, è ciò che il Venezuela significa dal punto di vista geografico e geostrategica, la sua collocazione geografica, è il fatto che continuano a sostenere la Dottrina Monroe*, che semplificandola notevolmente consiste in: “America agli Americani”. Questo non lo dico io, Juan Contreras, lo sostiene John Robert Bolton, consigliere del presidente Trump, che di recente è tornato a dire che ciò che è in gioco è la Dottrina Monroe. In base alla Dottrina Monroe, che fu creata nel 1823 da John Quincy Adams segretario di Stato Usa, ma ricordata col nome del presidente James Monroe, beh, ci considerano il loro cortile di casa. Sviluppare questa dottrina significò dire al decadente Impero Spagnolo che ogni pretesa sull’America sarebbe stata un atto di provocazione nei loro confronti. Si considera l’America Latina il proprio cortile di casa. Di fronte a questa idea abbiamo abbracciato, 200 anni dopo, il pensiero di Bolivar, la dottrina bolivariana di integrazione e di emancipazione dei popoli. In questa corrente ci troviamo, quella dell’emancipazione, della liberazione nazionale e della costruzione del socialismo bolivariano.

* La doctrina Monroe es el principio de la política exterior de los Estados Unidos de que la intervención de las potencias europeas en los asuntos internos de los países del hemisferio americano no está permitida. Esta Doctrina Monroe fue tomada de un mensaje al Congreso por el presidente James Monroe del 2 de diciembre de 1823.

 

Juan, si se produce un golpe de estado o un cambio de gobierno a través de la violencia, ¿qué haría la Coordinadora Simón Bolívar?

Mire, me atrevo a decir que, en este momento, hay cinco escenarios: la cuestión de negociar en Noruega, lo que me está preguntando y que luego responderé, un golpe de estado, el asesinato del presidente y una implosión. Lo que están haciendo es combinar este conjunto de tácticas de guerra para desestabilizar al país y derrotar el proceso revolucionario. Estas cosas que se inducen de la misma manera podrían ocurrir por el colapso de las personas en caso de que no pudiera resistir más o por intervención directa.

Un golpe de estado intentaría, en este momento, encontrar un Pinochet en el marco de las Fuerzas Armadas, algo que no ha sucedido hasta ahora.

Ahora, ¿qué haríamos, como organización sociopolítica, la Coordinadora Simón Bolívar? Bueno, la mayoría de nosotros estamos registrados en las Milicias Populares. Así que no necesitamos ir a comprar un arma o inventar algo, como dicen los medios o las grandes multinacionales de comunicación mintiendo descaradamente. Nos alistaríamos para llamar a la reserva. Aquí puedo decir, como diría uno de nuestros camaradas, que hoy está en otro plano de existencia, camarada Freddy Parra: ¿entonces Chávez está equivocado? debemos apoyar a Chávez, así como este proceso, que tiene dificultades, que tiene errores, por supuesto, y que nadie niega. Ante una invasión del Imperio de América del Norte, frente a la agresión del Imperio, el pueblo irá a cerrar filas en defensa de la Patria; no hay duda, defenderemos nuestro proceso, lo que la mayoría ha elegido. Las dificultades, la complejidad de construir tal proceso en el siglo XXI, son resueltas por los venezolanos, entre los venezolanos, entre el pueblo, y el camino que hemos elegido ha sido el de las elecciones.

La Constitución es clara y, de hecho, hay un artículo que establece lo siguiente: en el medio del mandato, si la gente considera que el presidente (es como una evaluación) está lastimando o considera que sus acciones son incorrectas, bueno, se celebra un referéndum revocatorio. El procedimiento se activa en el Consejo Supremo Electoral (CNE), se recogen las firmas de un cierto porcentaje de los votantes y si se cumplen todos estos requisitos, vaya al referéndum de revocación. O espere a que termine el plazo de seis años establecido por la Constitución. No hay otra fórmula en la Constitución que diga lo contrario. Por eso, si se violan estos principios, es decir, si el Imperio se atreve a intervenir en la tierra de Bolívar, la tierra de Chávez, la tierra de Freddy Parra, la tierra del comandante Elías,

Aquí en Venezuela se ha hablado mucho sobre los presos políticos que, en teoría, el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha detenido. Usted comentó que Venezuela también tiene un político venezolano detenido en Francia, Carlos Ilich Ramírez. ¿Qué me puede decir acerca de este compañero venezolano, que luchó en los años 60 y 70 y fue sentenciado a cadena perpetua? ¿Por qué no se ha hecho algo como los cubanos con sus cinco compañeros de prisión en los Estados Unidos? ¿Por qué no se ha promovido una protesta mundial basada en la vida de este compañero venezolano prisionero en suelo francés?

Prima di tutto lascia che ti dica che per la Coordinadora Simón Bolívar, Ilich Ramírez Sánchez, venezuelano, è un rivoluzionario che ha abbracciato la causa del popolo palestinese fin dalla più tenera età e che è sotto sequestro da più di 25 anni. A seguito di un complotto, avvenuto nell’agosto del 1994 nello stato del Sudan, è stato rapito dai servizi segreti francesi. Oggi è lì, in Francia. Nessuna delle cause ha potuto provare altro che il rapimento di ministri OPEC, reato che non ha nulla a che fare con lo stato Francese; Da allora in poi, non c’è un solo atto che non sia stato attribuito a Ilich Ramírez e in quei processi, in cui gli sono stati comminati tre ergastoli, quello che cercano di punire è, diciamo, la costanza e la perseveranza di un rivoluzionario internazionalista. Condannato per dimostrare al mondo intero che chi cerca di seguire la stessa strada di Ilich Ramirez subirà il medesimo destino. Credo che, così come lo Stato cubano ha realizzato una campagna in un momento complesso della situazione economica e politica frutto di un blocco criminale che dura da più di 60 anni, dovremmo fare lo stesso. Credo che in questo momento siano date le condizioni e bisogna dire che noi abbiamo sostenuto quei 5 eroi cubani; Ilich Ramírez Sánchez, è un eroe venezuelano. Ha imparato anche lui da Bolívar, che ha liberato cinque nazioni. Lo stesso Miranda è andato a combattere ad altre latitudini e credo che proprio questa sia stata la strada scelta da Ilich Ramírez; in altre parole, siamo obbligati come popolo, con la nostra storia, con il peso dei nostri eroi, ad organizzare una politica che ci permetta, come ha permesso al governo cubano la liberazione dei suoi cinque eroi, di liberare il nostro.

Creo que el pueblo venezolano está en deuda con Ilich Ramírez Sánchez. También creo que nuestro gobierno, que es un gobierno progresista y revolucionario, tiene una deuda con este compañero. ¿Por qué? No le pedimos al gobierno que piense como Ilich pensó, no, que abrazara la causa del pueblo palestino con la misma pasión con la que el camarada lo abrazó; Carlos es simplemente un ciudadano venezolano en desgracia en este momento. Secuestrado y encarcelado por el estado francés. Es por eso que estamos obligados, a través de la embajada de Venezuela, a través de nuestro consulado allí, a prestar la atención que se debe prestar a cualquier ciudadano venezolano, en cualquier parte del mundo, que caiga en desgracia. Esto no significa que esté dando crédito a lo que la matriz internacional quería representar a Carlos Ilich Ramírez, «El Chacal» el Chacal, el nombre que le dieron; Parece que a veces nos tragamos este chantaje.

Estados Unidos nunca permitió que Posada Carriles, este terrorista convencido y confesado, fuera entregado al gobierno cubano. Ni por la explosión del avión, ni por las bombas que había colocado en algunos hoteles de La Habana en los años 90 y 93. Venezuela tampoco tuvo la oportunidad de juzgarlo, aunque se solicitó la extradición porque tenía doble nacionalidad, cubana y venezolana. No pudo intentarlo porque, gracias a la CIA, de la que era miembro en los años 70 y 80, pero ya en los años 60 era un terrorista muy conocido y muy activo, nunca fue entregado. Entonces no está claro cuál es el chantaje según el cual acusan a Venezuela. Incluso si en Venezuela las FARC se escondían o se escondían, ahora son una parte legal. O cuando se usa el tema vasco, que no vino aquí en la época de Chávez, pero con el asentimiento de Carlos Andrés Pérez, con un acuerdo con Felipe Gonzales a fines de la década de 1980. Más o menos en 1988, justo antes del Caracazo.

No debemos permanecer en silencio a pesar de este chantaje que ejerce la prensa sobre el tema del terrorismo. Ilich Ramírez es venezolano y debemos exigir que sea repatriado, juzgado por nuestros tribunales, y que sus últimos años, los que le quedan para vivir, los gasten aquí en su país. Creo que si nos llamamos revolucionarios y decimos que esta es la revolución del siglo XXI, la que iluminó a América Latina, el Caribe y otras latitudes con sus propuestas, bueno, tenemos una deuda con Carlos Ilich Ramírez Sánchez, porque Solidaridad Es la ternura de nuestros pueblos y nuestra historia habla de ese internacionalismo.

Bueno, Juan, finalmente quisiera que hagas un comentario: aquí en la parroquia 23 de enero hay varias organizaciones sociales por sector. ¿Qué opina de una futura unidad de todas estas organizaciones?

 

Escucha, en principio te diría esto: la unidad no se dicta, la unidad se construye en la práctica, en la vida diaria, en condiciones alternativas de lucha; Creo que si queremos llegar tenemos que caminar, pero para que esto suceda, por supuesto, debe haber una práctica común, que creo que comenzará de nuevo a partir del 23 de enero. Hemos creado muchas organizaciones sociales que han llevado a cabo actividades políticas, sociales, culturales y deportivas en diversos sectores. Creemos que hemos caminado y señalado hacia esa unidad que es tan necesaria en un momento como este, un momento en que se requiere la unidad de todos los pueblos; pero, creo que es así, debemos construirlo sobre la base de la praxis, lo que Marx llamó praxis, que es la praxis social, está arraigada día a día. No es lo que dices pero es su práctica, que mostrará a dónde vamos, y esa práctica se construye en conjunto. La unidad no se impone, la estamos construyendo en este sentido, en la práctica, en ese trabajo diario, con nuestro apoyo, con nuestras comunidades y con nuestro papel como revolucionarios … precisamente a esto que apuntamos ahora, hacia la unidad y La articulación de una gran plataforma, una gran fuerza social, no solo en 23 de enero, sino que me atrevería a decir en el campo popular aquí en nuestro país.

Quien es Juan Contreras?

Juan Contreras es solo otro ciudadano, venezolano, criollo de la capital nacido en la Parroquia el 23 de enero. El es un soñador. Creo que el hombre es producto de sus circunstancias, pero Marx ya lo ha dicho. Son, podríamos decir, el producto de una represión excesiva y sistemática en el momento de la Cuarta República llevada a cabo contra los jóvenes del 23 de enero y que no nos dejaron otra opción que tomar el camino, inicialmente el de las armas, para defender nuestra vida Porque ser joven el 23 de enero fue un crimen en tiempos de la Cuarta República. Esa represión excesiva nos llevó primero a defender nuestra vida, luego a luchar por las solicitudes que fueron necesarias para el 23 de enero … sufrimos la falta de agua y servicios públicos, transporte ineficiente; y luego contra la represión que se ha desatado contra muchas generaciones, que comenzamos a soñar con transformarnos en un pensamiento, que fuera más allá del hecho de luchar por reclamos, transporte, un servicio permanente de agua, contra la represión, contra los malos gobiernos, comenzamos a pensar que teníamos que construir una sociedad diferente. Un modelo de sociedad que no era sociedad capitalista y con el tiempo comenzamos a tejer un concepto, un modelo de sociedad que apuntaba a la transformación. Exactamente en esto me comprometí; a veces me veo como un deportista frustrado, un deportista prestado a la política. que fue más allá de luchar por reclamos, transporte, un servicio permanente de agua, contra la represión, contra los malos gobiernos, comenzamos a pensar que teníamos que construir una sociedad diferente. Un modelo de sociedad que no era sociedad capitalista y con el tiempo comenzamos a tejer un concepto, un modelo de sociedad que apuntaba a la transformación. Exactamente en esto me comprometí; a veces me veo como un deportista frustrado, un deportista prestado a la política. que fue más allá de luchar por reclamos, transporte, un servicio permanente de agua, contra la represión, contra los malos gobiernos, comenzamos a pensar que teníamos que construir una sociedad diferente. Un modelo de sociedad que no era sociedad capitalista y con el tiempo comenzamos a tejer un concepto, un modelo de sociedad que apuntaba a la transformación. Exactamente en esto me comprometí; a veces me veo como un deportista frustrado, un deportista prestado a la política. Un modelo de sociedad que apunta a la transformación. Exactamente en esto me comprometí; a veces me veo como un deportista frustrado, un deportista prestado a la política. Un modelo de sociedad que apunta a la transformación. Exactamente en esto me comprometí; a veces me veo como un deportista frustrado, un deportista prestado a la política.

Il mio grande sogno, a quei tempi, era di essere migliore di Pelè. Sono cresciuto con il calcio e il mio idolo era Pelé, un brasiliano che aveva vinto tre Mondiali. Oggi sarei qualcosa di meglio di Messi e di Maradona.

 

Ebbene, ecco cosa sono, un venezuelano, cresciuto al 23 Enero, che ha abbracciato la causa della giustizia, formato dai gesuiti; ho studiato tutta la mia vita nel “Gesù Operaio” lì ho fatto tutta la scuola primaria e la secondaria fino al 4°anno; Lì ho letto i miei primi libri sulla rivoluzione,libri che venivano dalle mani di una suora di nome Maria de Los Angeles, ero al primo anno, e mi ha detto che siccome ero molto irrequieto, mi dava da leggere un libro di Martha Harnecker: “Sfruttati e sfruttatori” (1972).

 

E siccome siamo un prodotto delle proprie circostanze, io vengo da una casa molto, molto umile, da una madre contadina venuta in città in cerca di qualità di vita, istruzione, salute, alloggio, lavoro dignitoso e divertimento. Veniva dallo Stato di Sucre, zona Orientale, e si è fidanzò con un meccanico andino di Mérida, cercarono di dare a me e a mia sorella il meglio e ci misero a studiare in Collegio, nonostante fossero un operaio e un’analfabeta; insomma cercarono di darci la migliore educazione possibile. Misero mia sorella in una scuola gestita dalle suore, e io coi gesuiti e lì avvenne la mia prima formazione. Chiaramente avevo già uno stile di vita molto umile, fatto di niente; vidi la televisione a colori quando cominciai a lavorare, con molti sacrifici; non vedemmo mai il Bambino Gesù, il Bambino Gesù non venne mai a casa mia.

Nacimos en un lugar muy pobre. Como dice mi madre: pobre pero honesta. Creo que esta práctica social, esta experiencia, nos ha unido.

Però quell’eccessiva repressione ha prodotto un uomo con idee politiche, con idee rivoluzionarie, con fedeltà alla causa, poi siamo sempre stati inquieti. Credo che la prima ammirazione che abbiamo avuto per la rivoluzione sia nata grazie alla rivoluzione cubana… la nostra generazione è stata fortemente influenzata da Fidel, Che, Camilo e siamo cresciuti in questo contesto. E poi, la perdita di alcuni amici; non ho mai smesso di dimenticare Carlos Alberto Vielma Blanco, studente del terzo anno del Liceo Peru de Lacroix. Aveva 15 anni e fu ucciso il 17 febbraio 1976. Viveva nel blocco 19, al 5° piano, al 23 Enero, e qualcuno potrebbe dire che ho la memoria di un elefante, come si dice quando la gente ricorda le date, o qualcosa del genere. Ma non è questo. Lo ricordo perché fu un mio amico d’infanzia. Quel giorno eravamo andati tutti a protestare nella Zona Centrale del 23 Enero; il Segretario di Stato americano Henry Kissinger sarebbe passato lì e la risposta fu la repressione con la Guardia Nazionale. Carlos Vielma è stato colpito alle spalle da proiettili FAL 7,62 x 51 attraversandogli la schiena e perforando lo stomaco… un enorme buco, così è morto. Il giorno prima morirono Lilian Gutiérrez e Nelson Rodríguez, studentesse di quindi e sedici anni  nello stato di Yaracuy. Così era il tempo del Quarta Repubblica e questo mi ha segnato. Ma devo dire anche qualcos’altro: a casa di Carlos ho sentito per la prima volta La Trova Cubana, a Virulo, che a quel tempo era di moda, “La Genesi del Mondo” …” ora vi dirò, come gli indiani sono oppressi …” insomma così mi sono forgiato. Sono un sognatore. Credo in un mondo migliore, credo nell’uguaglianza, credo nella solidarietà, credo in altri principi e fondamentalmente, principi che ho imparato a casa mia; Morale ed etica.

Y en estos tiempos de confusión lo fundamental es la cuestión ideológica y de la moral y la ética ideológicas derivan, fundamental para avanzar en principios.

 

Esto es … un revolucionario, un soñador en estos días.

 

Gracias a Juan Contreras. Entrevista realizada por Luis Matute.

Comentarios de Facebook