Vamos hacia una visión colectiva de nuestros derechos fundamentales


Diputado Carlos Escarrá Malavé

«La Constitución nos presenta un primer piso, nos abre un portón para la construcción del socialismo, pero para avanzar más rápido en mayor amplitud y dimensión se requiere de un conjunto de reformas a nuestra Constitución, ése es el segundo motor», Hugo Chávez Frías
 
Por: María Mercedes Cobo (*) y Carlos Ibarra (**)El abogado constitucionalista, Carlos Escarrá Malavé, nos plantea los temas fundamentales de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en los que se deben realizar modificaciones. Explica sus argumentos para avanzar en la profundización del Socialismo del Siglo XXI, en el marco de la reforma constitucional, el segundo motor señalado por el Presidente Chávez en el proceso de desarrollo de la revolución bolivariana. El Diputado a la Asamblea Nacional por el estado Aragua, considera que el Socialismo será el valor fundamental de la sociedad que pretendemos instaurar y expresa que frente a una nueva etapa se requiere otro modelo institucional. Carlos Escarrá señala que se trata de reescribir esa historia que nos enseñaron desde que nacimos y nuestros valores, además de rescatar el Socialismo primitivo de nuestras etnias indígenas y nuestros afrodescendientes. ¿Cuáles son los temas de la Constitución en los que se plantea la reforma? “Comencemos a explicar lo siguiente, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, haciendo uso de sus atribuciones que le confiere el artículo 236 de la Constitución y el 71 de la Ley de Administración Pública nombrará una comisión presidencial. El Presidente ya ha adelantado algunos nombres, Cilia Flores, la presidenta de la Asamblea Nacional quien estará a cargo de la comisión, el escritor Luís Britto García, y algunos diputados (entre ellos, estaré yo). Aunque no se ha formalizado aún, porque el Presidente debe, a través de un decreto, oficializar la comisión designada para impulsar todo lo relacionado con la reforma constitucional que se está planteando, dentro de los temas que se han conversado informalmente está, primero que todo, que vamos hacia una República Socialista Bolivariana, así lo ha planteado el Presidente Chávez. Esto implicaría un cambio en el artículo 1 y 2 de la Constitución, por lo tanto el Socialismo será el valor fundamental de la sociedad que pretendemos instaurar. Con respecto a otro tema, la división político-territorial, lo que el Presidente ha llamado “La nueva geometría del poder” que se trata de una distribución distinta. Tal vez, podríamos obviar un poco aquellos territorios federales con extensiones vacías como era y es, el estado Amazonas y Delta Amacuro; y avanzar en una concepción de territorios federales mucho más operativas, más dinámicas y con administración directa del poder central dentro de esos territorios federales. En esta dirección se encuentra el proyecto de las ciudades comunales que también, pueden construirse dentro de las ya existentes. Consiste en una redistribución de la población y de todos los elementos económicos en toda la geografía del país. Es decir, una nueva composición en la distribución política-territorial de Venezuela. Todo esto se relaciona con una modificación en los artículos 16 y 17 de la Constitución. Instauración del Poder Popular Nosotros, vamos hacia una visión colectiva de los derechos fundamentales en el concepto del Socialismo, es decir, el derecho a la vida existe en la medida en que podamos vivir todos en sociedad, y en la medida en que los bienes y servicios se distribuyan entre todas y cada una de las personas, así podríamos alcanzar la felicidad social, lo que el Libertador, Simón Bolívar denominó la suprema libertad social sobre la base de un sistema que produce la mayor suma de felicidad posible. Esa visión colectiva de los derechos fundamentales significa constitucionalizar las misiones, que trata de la instauración del Poder Popular como uno de los Poderes del Estado, así como el Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Ciudadano y Electoral. Tendremos un Poder Electoral. Para lograr esto, hay que darle organicidad y funcionamiento a ese Poder Popular, ¿cómo lo hacemos?, con instrumentos que ya tenemos como lo son: los Consejos Comunales y los Núcleos de Desarrollo Endógeno. También se trata de hacer una revisión de instituciones como la propiedad sin menoscabar la propiedad individual, sino fortalecer la propiedad social, colectiva, y mixta, además debemos cambiar nociones como libre competencia por justa competencia, lo que va a significar evidentemente un cambio en la mentalidad del Estado. Por otra parte, en lo económico, debemos pensar en insertar una economía social, humanista, igualitaria que desplace la economía de libre mercado, que es la que tenemos hasta ahora, esto lo podría traducir algunas modificaciones en los artículos referentes al Banco Central de Venezuela (BCV), con esto el BCV no tendría un monopolio absoluto en la administración de las reservas. En otro tema, creemos que debemos contar con un Poder Judicial que responda a las necesidades del proceso revolucionario, por ejemplo, un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con 32 magistrados, quienes, apenas sacan 8 sentencias por año ni siquiera una por mes, ¿se justifica?, tomando en cuenta que cada magistrado gana 30 millones de bolívares. Definitivamente, debemos revisar la composición del funcionamiento desde el TSJ hacia abajo, establecer instancias de justicia popular, social y participación del ciudadano, incluso hasta la elección de jueces en determinados niveles. Yo creo que sería sano en este punto, no estoy hablando específicamente de lo que ha dicho el presidente, estoy hablando de otros asuntos”. ¿Los artículos de la Constitución de 1999 traducen claramente un modelo socialista? “No. La Constitución que se aprobó en 1999 refleja un sistema económico liberal, evidentemente eso no es Socialismo, habla de Estado Social de Derecho no de Socialismo, son dos visiones distintas. Aunque es una extraordinaria Constitución, obedece a una etapa política del Estado que ya está quedando atrás, pues se ha acelerado el proceso revolucionario. También, la oposición ha cometido tantos errores que ha contribuido a esa aceleración, sin embargo, terminamos una etapa el 3 de diciembre. Por lo tanto, frente a nueva etapa se requiere de otro modelo institucional, cuando hablamos de institucional, en términos de Octavio Paz (escritor mexicano) nos referimos a institución, fundación, instituir algo, fundar algo, entonces esa nueva institucionalidad requiere un cambio, en este caso, ese cambio se estrecharía con el Socialismo Bolivariano que estamos construyendo”. Aunque todavía no está designada formalmente la Comisión, ¿Cómo perciben los mecanismos de participación de la gente para la reforma constitucional? ¿Esa reforma va a ser refrendada por el pueblo? “Sí. Hay varios niveles de participación. Ahora, el Presidente establecerá el tiempo para elaborar el anteproyecto de la reforma, la comisión designada debe consultar, nosotros tenemos que hacer foros, actos en la calle, convocar a debates públicos con la oposición y con todos los demás sectores, porque en definitiva, estamos construyendo un país. Una vez que el Presidente presente el proyecto en la Asamblea Nacional (AN) y que ésta acepte la solicitud, tiene un máximo de dos años para aprobar o negar la reforma constitucional. En ese lapso la AN debe realizar tres discusiones del proyecto, la primera es una discusión del mismo, la segunda será la discusión de Títulos y Capítulos; y la tercera será de los artículos por artículos, entre todas esas reuniones se ejercerá el Parlamentarismo Social en la calle, que ya lo ha venido haciendo la AN. Una vez aprobada la propuesta en la AN, se convoca a un Referéndum y toda la población votará si acepta o no la reforma constitucional. Aprobado en Referéndum, entra en vigencia esta reforma. Nos planteamos la reforma a partir de la Constitución de 1999, no estamos comprando un carro nuevo, estamos repotenciando el que tenemos. La gran virtud de la Constitución del 99, es que se pegó en la piel del pueblo, con esta reforma debe ocurrir lo mismo. La constitución del 61 era como una novia ajena. Nosotros creemos en el Socialismo y en la igualdad”. Para el Doctor Escarrá, ¿Cuáles serían esos artículos claves para avanzar en el Socialismo del Siglo XXI? “Yo considero, que en primer lugar debemos declarar ¿qué somos?, vamos a una República Socialista Bolivariana que es nuestra identificación. Luego, todo lo relacionado con la organicidad en el campo de la geopolítica, la nueva distribución territorial del Poder. En lo social, la creación del Poder Popular y en lo económico, una visión social y humanista de la economía. Esos son los ejes fundamentales”. ¿Qué les diría a esos sectores que no sólo se oponen al Gobierno Bolivariano sino que mal interpretan todo este planteamiento para avanzar hacia un modelo socialista? “El Presidente Chávez estableció como uno de los motores para acelerar el proceso bolivariano, avanzar hacia una educación popular más intensa. Yo creo que debemos ir a una educación popular y colectiva, si bien hay un conocimiento grande de la Revolución Bolivariana a nivel de las bases populares, existe más ignorancia en los sectores de clase media, por lo tanto tenemos que informarle de qué se trata, sencillamente es una nueva institucionalidad que nos proporcionará mayor seguridad jurídica. La educación es un servicio público inherente al Estado. Tenemos que repensar mucho, estamos reescribiendo nuestra historia, nos enseñaron una historia cargadas de errores, mitos y leyendas, para irnos condicionando a lo largo de nuestra vida. Ahora se trata de reescribir esa historia, nuestros valores, rescatar el Socialismo primitivo de nuestras etnias indígenas y nuestros afrodescendientes. Se trata de agarrar el Socialismo Científico y reinterpretarlo en nuestra realidad, pues seguirán existiendo las variantes pero sobre la base de una idea central del Socialismo de origen. Ahora, el camino ya está trazado, no hay regreso en este camino, cuando arrancó la barca, quemamos las velas, ya no podemos regresar, me explico, vamos a profundizar este proceso, a meternos en lo más hondo, íntimo y profundo de la patria, precisamente para construir un real y verdadero Socialismo. El aparato institucional del Estado muchas veces frena ese avance, el burocratismo, la corrupción, estos son trancas en la evolución del Estado, entonces se requiere una reforma institucional para poder combatir todos esos factores que detienen el desarrollo y darle más viabilidad”. (*) mcobo@minci.gob.ve(**) cibarra@minci.gob.ve
Comentarios de Facebook