El miedo aumenta en Irak al cumplirse cuatro años de la invasión de EEUU


 
En ocasión del cuarto aniversario de la invasión a Irak, TeleSUR está presente en la nación árabe para conocer de cerca la crisis que atraviesa ese país y sus pobladores, a través de sus enviados especiales Karen Marón y Nicolás García, único equipo latinoaméricano presente en el país.

Según reporte de la enviada especial de TeleSUR a Irak, Karen Marón, la crisis y el miedo que afecta a los iraquíes es cada vez mayor, pese a la activación de un Plan de Seguridad por parte de las autoridad de ese país, que ha sido reforzado este 20 de marzo cuando se cumplen cuatro años de la invasión estadounidense.

Marón refirió que los constantes hechos de violencia han afectado la cotidianidad de los iraquíes y de los habitantes de Bagdad. «La energía eléctrica se corta cada dos horas, no hay gas y las personas hacen cola de hasta tres días para conseguir petróleo para llenar un tanque de combustible para un auto».

Marón informó desde Bagdad que «el precio del combustible para uso doméstico ha aumentado hasta en 500 por ciento. Hay una deserción escolar de 65 por ciento. Las madres, los niños, los padres temen ir a la escuela, temen ir a trabajar porque el problema fundamental es la falta de seguridad».

A cuatro años de la invasión a Irak, el miedo causado por los constantes ataques y matanzas, es el común denominador entre los pobladores de ese país de Medio Oriente.

Gracias al trabajo del equipo de TeleSUR presente en Irak, que ha podido conversar con distintas personas, estudiantes, madres, ministros y civiles, se puedo conocer que éstos «preferirían vivir antes de la ocupación y durante el gobierno de Sadam Hussein, antes que vivir en esta libertad que los está matando».

El equipo de TeleSUR también pudo constatar el reforzamiento de los puntos de seguridad en Bagdad, a cargo de las fuerzas de seguridad de Irak, en ocasión de un nuevo aniversario de la invasión.

Las calles de Bagdad y otras ciudades de Irak, han sido testigo en las últimas 48 horas, de manifestaciones de rechazo «en contra de la ocupación y especialmente en contra del ejército de Estados Unidos. Una de las principales solicitudes de los manifestantes es que se presente un cronograma de salida del país», informó Karen Marón.

Pese a que se han tomado todas las previsiones, el alerta se ha activado en Irak especialmente este 20 de marzo, cuando se «esperan jornadas de protesta especialmente de grupos chiítas teniendo en cuenta que el partido de Sadan Hussein se encuentra en la clandestinidad», reportó.

Funcionarios del Gobierno de Irak consultados por el equipo de TeleSUR en ese país, expresaron su preocupación «por los problemas étnicos entre sunitas y chiítas», los cuales se han agravado desde la invasión liderada por EEUU.

«Cada iraquí considera que tiene un enemigo en común: Estados Unidos, pero también tomando en cuenta su étnia o línea religiosa (chiítas o sunitas) también consideran al otro como enemigo», destacó Marón.

Como en los anteriores aniversarios se espera, según el reporte de la enviada especial, «una reacción en cadena de diferentes grupos insurgentes o resistencia nacionalista, que específicamente cada 20 de marzo realizan diversos atentados. También se teme mucho el accionar de Al Qaeda para este 21 de marzo y los días sucesivos hasta el 9 de abril».

Pese a este panorama de violencia e inseguridad, la esperanza persiste en la nación árabe y entre sus pobladores. «Hay un sentido de la supervivencia en los iraquíes, pero para ello necesitan seguridad».

Hace tres días el equipo de TeleSUR llegó al Aeropuerto Internacional de Bagdad, terminal aérea que antes llevaba el nombre del desaparecido ex presidente de ese país, Sadam Hussein, para dar cobertura a todas las incidencias al cumplirse cuatro años desde que Irak fue invadido por Estados Unidos y sus aliados.

Comentarios de Facebook