Cohetes de largo alcance de Hizbulá impactan cerca Tel-Aviv


Por: Agencias
Fecha de publicación: 04/08/06
Kfar Saba (Israel), 4 agosto.- Varias explosiones se escucharon esta noche en la ciudad israelí de Hedera, situada a unos 30 kilómetros al norte de Tel Aviv por el impacto de un número indeterminado de cohetes de largo alcance disparados por la milicia chií Hizbulá.

Medios de comunicación israelíes informaron de que no se han registrado víctimas a causa de los ataques, los más alejados de la frontera israelo-libanesa registrados hasta la fecha desde el inicio de las hostilidades el pasado 12 de julio.

Según el Canal 10 de la televisión israelí, dos cohetes cayeron en zonas deshabitadas de la ciudad de Hedera y un tercero en una comunidad rural vecina.

Sin embargo, Dan Ronen, el jefe de la Policía en la zona explicó que «es de noche y la explosión de cientos de kilos de explosivos que contiene un misil de largo alcance produce un eco que se oye en toda la zona, por lo que no sabemos cuántos misiles han caído», explicó el oficial.

Testigos en diferentes pueblos, a veces a más de diez kilómetros los unos de los otros, confirman que esta noche han oído entre tres y cuatro explosiones.

El ataque fue precedido por una potente alarma que ha sorprendido a la población en la tradicional cena del «shabat», la jornada de descanso semanal judía, a pesar de que el Ejército israelí tenía en cuenta la posibilidad de un ataque contra Tel Aviv.
el jefe de la Policía en la zona
El secretario general de Hizbulá, Hasán Naserala, advirtió ayer de que atacaría Tel Aviv si Israel volvía a bombardear Beirut, lo que hizo la pasada madrugada.

Y efectivamente esta noche la guerrilla libanesa ha disparado contra el centro de Israel, donde vive un tercio de la población de este país, de 7,2 millones de habitantes.

En Hedera se encuentra también la principal central eléctrica de Israel, y una explosión en su interior puede dejar a oscuras a dos tercios de la población.

Haim Avitán, alcalde de la ciudad, confirmó que ha declarado la alerta entre sus funcionarios por temor a nuevos ataques y pidió a la población mantener la calma y seguir las instrucciones del Ejército.

«Estamos en guerra y tenemos que saber afrontarla; en nombre de todos los habitantes de Hedera expreso mi apoyo a las decisiones del Gobierno», dijo el alcalde, quien no supo dar una cifra de los impactos producidos.

Esta es la primera vez desde 1991 que el corazón de Israel queda bajo la amenaza de cohetes enemigos. Aquel año, Irak disparó contra Tel Aviv y sus alrededores unos 40 cohetes Scud.

El ataque contra Hedera sigue al disparo de más de 200 cohetes de corto y medio alcance contra el norte de Israel a lo largo de la jornada de hoy, en los que han muerto tres civiles.

Otros tres soldados murieron en los combates cuerpo a cuerpo en el sur del Líbano.

Comentarios de Facebook