datos: La histórica explotación de EE.UU. contra América Latina


Actualmente, existen más de 70 bases de EE.UU. en toda América Latina. Este es solo uno de los datos que da cuenta de la asimétrica relación entre el Imperio y los países de la región. | Foto: AnnurTV

Si bien, el escenario ya es conocido, sobre todo por los latinoamericanos, nunca está de más refrescar las cifras… y la memoria.

La historia de la relación de Estados Unidos con América Latina es tan remota como desigual. Si bien, el escenario ya es conocido, sobre todo por los latinoamericanos, nunca está de más refrescar las cifras… y la memoria.

Explotación de recursos naturales

El 25 por ciento de los recursos naturales, entre enérgicos y de materias primas, que consume EE.UU., proviene de América Latina; dejándole a los países de la región entre el 1 y el 2 por ciento de ganancias de sus propios recursos, además de la responsabilidad de lidiar con los daños medioambientales y sociales que dejan estas explotaciones.

Evo Morales Ayma

@evoespueblo

Historia de EEUU es la historia de la explotación de los pueblos y recursos naturales del Sur. Su apuesta actual: destruir la Madre Tierra.

Colonias de EE.UU.

La mayoría de los Gobiernos de América Latina son neoliberales, los que permiten excelentes condiciones para la industria estadounidense, las que se instalan en dichos países aprovechando las facilidades gubernamentales para la explotación de sus recursos y la falta de regulación laboral y medioambiental.

El negocio entre EE.UU. y los países latinoamericanos neoliberales consiste en que el imperio extrae de estas naciones materias primas a muy bajo costo, las que procesa y vende a los mismos países, pero a elevados precios. ¿Cuál es la ganancia de los Gobiernos explotados?: Convertirse en colonias del imperio, al no contar con la industria necesaria para explotar sus propios recursos.

En total, América Latina mantiene una deuda externa que alcanza el medio billón y medio de dólares entre lo adeudado al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, organismos internacionales cuyos principales accionistas provienen de bancos privados de EE.UU.

Si trasladamos a estadísticas la suma de las deudas de la región latinoamericana con el FMI y el Banco Mundial, podríamos decir que cada hombre y mujer latinoamericano nace debiendo 2.500 de dólares a estas bancas; con lo que su vida ya está hipotecada.

 

Comentarios de Facebook